Sin categoría

El paso a paso!!!

“Da tu primer paso ahora… No importa que no veas el camino completo. Sólo da tu primer paso y el resto del camino se irá apareciendo a medida que camines…”

(Martin Luther King)

 

Ingredientes de un Bizcocho

Muchas veces nos complicamos demasiado la vida. Como dice una muy buena amiga y le cito; “si la rueda ya está inventada, porque te empeñas en inventarla.” Para emprender en la vida la única acción totalmente indispensable es comenzar. Si no nos movemos, si no accionamos, si no nos atrevemos y si no damos ese primer paso, indudablemente no sabremos cual será el resultado final.

Emprender es como hacer un esponjoso, húmedo, dulce y delicioso bizcocho. Para emprender tienes que seguir cada paso de la receta, tienes que utilizar cada ingrediente que señala.  Pero igualmente debes utilizar tu ingenio y darle ese toque personal para crear una diferenciación de entre el resto de los bizcochos. Pero sin duda, si ni siquiera enchufas la batidora de seguro nadie llegara a probar de tu bizcocho.

Para emprender hay que;  enchufar la batidora, hay que seguir la receta paso a paso y hay que añadir ese ingrediente especial, hay que precalentar el horno a la temperatura adecuada, saber por cuanto tiempo deberá estar en el horno y por supuesto necesitamos estar pendiente de sacarlo a tiempo para evitar echar a perder todo nuestro esfuerzo.

Como les digo constantemente, “la vida se trata de hasta donde queramos llegar”, pero para poder llegar tenemos que dar ese primer paso. Y ese primer paso puede ser diferente para cada uno. En algunos casos como por ejemplo el mío, el primer paso fue tomar la decisión de regresar a refrescarme académicamente. En el tuyo pues ya sabrás cual podria ser, pero lo importante de todo esto es dar ese paso que te llevara a dar ese otro paso y luego ese otro. Al final habrás completado todo un corto o largo camino, dependiendo de la complejidad de tu proyecto de vida.

Así que, ¿como ves si vamos paso a paso y profundizamos un poco sobre la elaboración de tu bizcocho?

Batidora electricaDijimos que ese primer paso podría ser enchufar la batidora eléctrica, pero para poder enchufarla primero tenemos que ir a sacarla de aquella esquina en la que lleva bastante tiempo escondida. Tu batidora podría ser en realidad tu sueño o meta, hay que sacarle el polvo a ese proyecto que dejaste tirado en aquella esquina hace tanto tiempo. Y posiblemente cuando lo dejaste allí te dijiste que solo sería por un breve momento. Pero por alguna razón las prioridades cambiaron (matrimonio, nacimiento de los hijos, cambio de empleo, mudanza, etc.) y diste paso a otras prioridades y sobre aquel sueño o meta fuiste tirándole otras cosas encima, ropa, cajas más grandes, nuevos equipos y al final quedo cubierta, y lo peor de todo quedo totalmente fuera de tu vista.

No sé cuál fue ese sueño o meta olvidada, lo que si yo sé, es que este es el momento perfecto para ir a ese cuartito de los tereques y sacarlo de allí. Nada de pensar en que ya no habrá tiempo, nada de pensar en que a tu edad ya no hay tiempo de comenzar de nuevo, nada de excusas como que no tienes tiempo, no tienes fuerzas, no te atreves o que se yo.

Por eso amo esa poderosa frase de Virgilio; “Pueden porque creen que pueden, no pueden porque creen que no pueden.” Nadie más creerá en ti con toda su fuerza que tú mismo. Este es el momento, no importa si eres muy joven o muy viejo, no importa si tienes tiempo o estas muy ocupado, no importa si estas solo o este acompañado, lo único que verdaderamente importa es que tú quieres. Y porque quieres, puedes y si realmente crees que puedes, entonces la ecuación está resuelta.

 

“La auto-transformación no se trata solo de cambiarte a ti mismo. Significa cambiar a una dimensión completamente nueva de experiencia y percepción.” (Jaggi Vasudev)

 

Pasos para hacer un bizcochoUna vez lista nuestra batidora debemos seguir el paso a paso de la receta. Con nuestra meta o sueño claramente definido, necesitamos un enfoque absoluto (el paso a paso). Posiblemente en la elaboración de cualquier otro producto podríamos alterar los pasos y el resultado podría ser el mismo. En la elaboración de un bizcocho no es así, alterar alguno de los pasos podría resultar en un absoluto desastre.  En el camino hacia la realización de nuestras metas necesitamos estar totalmente enfocados. Enfoque implica no diluir energías o esfuerzo. Vamos poco a poco, paso a paso pero sin desviarnos.

Cuando vamos tras de más de una meta a la vez, nuestro esfuerzo tendrá que ser compartido. Compartir o diluir esfuerzos implica dividir nuestro tiempo. El éxito se trata de estar enfocados en todo momento. Necesitamos evitar cualquier tipo de distracción que nos haga tornar la mirada hacia otro objetivo. No se trata de que no tengamos la capacidad de ser multi-tareas, se trata de que trabajando con dos o más proyectos al mismo tiempo, alguno de ellos podría sufrir de una menor atención y  hasta perder el interés por alcanzarla.

Como en la receta del bizcocho, los ingredientes húmedos juntos y los secos juntos. Ya llegara el momento de mezclarlos todos. De eso dependerá que nuestro bizcocho suba o no, que se cueza en el tiempo esperado o no, que pierda o gane mayor humedad haciéndole perder esa consistencia necesaria, o que al final se convierta en una piedra de harina que haya que tirar al bote.

Nuestra meta no solo es obtener un delicioso bizcocho, es también lograr ese toque que determine una diferenciación entre nuestro bizcocho y el de la competencia. A eso le llamamos en repostería el ingrediente secreto. Los expertos establecen que los líderes transformacionales se caracterizan por enseñar lo que saben. Así que como es convertirme en un líder transformacional, te voy a dar mi ingrediente secreto.

Sin que nadie más se entere, mi ingrediente secreto es añadir una buena porción de pasión. Siempre he dicho y me sostengo, que para llegar a ser exitoso hay que amar lo que se hace. Y para amar realmente es imprescindible la pasión. Sentir pasión es lo que nos hace movernos e ir tras nuestro objetivo, pasión es entrega, es estar dispuestos a hacer lo que sea necesario. Pasión es fuego, es ese calor que nos impulsa a seguir sin detenernos. Sin pasión nos quedaremos a mitad del camino en el paso a paso. Cuando se ama y cuando se ama de forma apasionada somos capaces de alcanzar cosas que jamás imaginamos que éramos capaces de alcanzar. Tener pasión por lo que perseguimos es, devóranos cada artículo relacionado con el tema de nuestro proyecto. Es irnos de expedición por medio de cada libro que caiga en nuestras manos. Es identificar en cada programa, en cada película, en cada video y en cada conversación una oportunidad de profundizar en nuestro proyecto.

 

«Nos dejamos guiar más por nuestras convicciones que por lo racional, porque la razón nos decía que era imposible» – (Daniel Ek, fundador de Spotif)

 

Horno ConveccionalMientras seguimos el paso a paso, debimos antes haber colocado el horno a la temperatura adecuada para su proceso de precalentamiento. La función de precalentar un horno es permitir que la masa este solo el tiempo necesario para evitar sobrecalentamiento y evitar que la mezcla se reseque y se altere la consistencia del producto final. Precalentar el horno es equivalente a haber hecho la asignación completa. En otras palabras, es necesario conocer que posibles prerrequisitos necesitamos. Sin lugar a dudas no podemos intentar completar una maestría sin haber completado un bachillerato. A mí me gusta expresarlo de esta forma; “precalentar el horno, es no intentar correr sin antes haber aprendido a caminar.”

No podemos pretender salir a escribir un libro y que este convierta en el próximo “Best Seller” si antes al menos no habíamos comenzado a escribir uno que otro artículo. Cada cosa en su tiempo, como decía mi abuela. De esa forma, en cada parte de nuestro proceso el tiempo que transcurrirá debería ser el esperado. Y al final llegaremos a la meta final en el tiempo planificado.

Los últimos dos procesos de nuestro paso a paso, podríamos trabajarlos en conjunto. Sin duda necesitamos saber por cuanto tiempo debemos mantener la mezcla en el horno y por supuesto, es imperativo estar pendientes del tiempo para evitar un desastre. Saber cuánto tiempo la mezcla debe estar en el horno es equivalente a tener metas claras y reales. Es saber que necesitamos esperar, es tener paciencia, algo que la mayoría de nosotros no tenemos mucha. Y sobre todo estas dos últimas generaciones (Millenial y Centenials) mucho menos, como resultado de haber nacido en la era de los más grandes adelantos tecnológicos.

Saber por cuanto tiempo debe permanecer el bizcocho en el horno será equivalente a reconocer que cada progreso profesional y personal requiere de un tiempo. Tiempo que puede ser definido también como experiencia. A pesar que muchas veces podríamos pensar que con nuestros conocimientos académicos podría ser suficiente para pasar al próximo nivel. La realidad es que hay gente muy bien preparada académicamente, pero que carecen de la experiencia necesaria para estar al frente de una operación.  La experiencia es, ese tiempo en el cual ponemos a prueba nuestros conocimientos académicos y desarrollamos eso que llamamos destrezas.

Hoy más que nunca es muy importante entender el valor de la experiencia. En el mundo empresarial actual las aptitudes han pasado a ser el equivalente a “commodities” o productos. Las organizaciones de avanzada y enfocadas en mantener y fortalecer sus ventajas competitivas, están en la búsqueda de un capital humano con excelentes destrezas o habilidades sociales y con una profunda capacidad de empatía. Un capital humano que haya alcanzado niveles óptimos de auto conocimiento, auto control y auto motivación. En fin, las organizaciones exitosas quieren gente emocionalmente inteligentes que le permitan a la organización una capacidad de sostenibilidad mayor. Gente que permita enfrentar los constantes procesos de cambio de forma más simple y que tengan la capacidad de adaptarse y aceptar trabajar bajo nuevas estilos con un menor nivel de resistencia.

Todas esas capacidades no se aprenden en el colegio, a no ser solo de forma teórica. La puesta en práctica de los conceptos de inteligencia emocional, de inclusión y diversidad, y desarrollo organizacional estratégico son finalmente el resultado de la experiencia.

A pesar de que vivimos en la era del microondas, el crecimiento personal y profesional no se puede meter en el micro por un par de segundos y obtener un mundo de nuevas experiencias. Cada cosa en su tiempo y un tiempo para cada cosa, esa es la clave para alcanzar nuestras metas de forma exitosa.

Sin duda nuestro plan de desarrollo personal y profesional es muy similar a la elaboración de un buen bizcocho. Uno de mis libros favoritos de desarrollo personal y profesional es “Aprendiendo de los Mejores I y II” del gran Francisco Alcaide. Allí encontraras una infinidad de recetas que cuya efectividad ha sido más que probada.

 

Bizcocho esponjosoPara llegar a confeccionar un rico y delicioso éxito, necesitamos seguir los mismos pasos que al confeccionar un bizcocho. Necesitamos una meta (receta), enfoque (el paso a paso), ponerle toda nuestra pasión (ingrediente secreto), tener claros los prerrequisitos (precalentar el honor) y desarrollo de paciencia y de otras destrezas (tiempo de cocción).

Seguir el paso a paso siempre nos asegurara que hemos incluidos los ingredientes necesarios en el orden necesario. Y que conocemos lo que es necesario hacer antes de cada paso, que hemos añadido nuestro ingrediente secreto y que estamos dispuestos y disponibles a esperar el tiempo necesario para obtener un bizcocho que sin duda tendrá el dulce sabor del éxito.

En resumen, no siempre conocemos el camino que debemos seguir con exactitud. Lo importante es saber la dirección en la que queremos ir. Lo importante es no tenerle miedo al proceso, y sequir siempre nuestra intuición y lo que te dicte nuestro corazón.

Por favor mi mensaje para ti hoy es que “No dejes de dar ese primer paso… de comenzar, aun sin saberlo todo. Ese primer paso te dará la motivación necesaria y alimentarás tu ilusión para dar el segundo paso y así sin darte cuenta de repente estarás en el camino que te conducirá al éxito.

Vamos… da ese paso que tanto quieres dar con toda la confianza de que el universo se convertirá en tu más fiel aliado y que los vientos de la vida llevaran siempre la barca de tus sueños a ese anhelado puerto seguro.

 

Por favor si te ha gustado este escrito, al final de esta página no olvides darle “LIKE”, dejar tus comentarios y por supuesto compartirlo para que el mensaje logre su cometido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.