Desarrollo Personal

Un corazón agradecido!

Grateful Heart

 

“La gratitud es el ingrediente más importante para vivir una vida exitosa y plena.” (Jack Canfield)

 

Para aquellos que además de apoyarme a través de mi Pagina Blog, también me siguen en mis redes sociales sabrán que los párrafos introductorios del tema de este post, fueron publicados ayer. Así que para todos los que apoyan este tan importante proyecto de vida, aprovecho para expresarle mi más profundo agradecimiento. Y de igual forma aprovecho para invitarlos a todos a que me sigan en mis redes, en Facebook bajo Arnold Duran y en Instagram y Twitter bajo @arnoldduran13. Aquellos que ya me siguen, saben que intento diariamente colocar algún detalle que nos ayude a todos en nuestros proyectos de desarrollo personal y profesional.

Haciéndome eco de mis propias palabras, ayer les decía que ser agradecido es reconocer que quienes estuvieron con nosotros y nunca nos me dejaron solos, lo hicieron porque les nació del corazón, y no porque estaban obligados en hacer nada. Aquellos que hoy tienen la capacidad de agradecer, simplemente demuestran que poseen la inteligencia emocional necesaria para ser totalmente exitosos y vivir una vida plena.

Como hemos compartido anteriormente, somos seres integrales y por lo cual debemos asegurarnos de mantener un perfecto balance en nuestra vida. Es por eso es que hoy quiero enfocarme en nuestras capacidad de agradecimiento. En ocasiones parecería que como parte de nuestro constante proceso evolutivo, algunas buenas costumbres se han convertido en órganos vestigiales.

 

“Venturoso aquel a quien el cielo dio un pedazo de pan, sin que le quede obligación de agradecérselo a otro que al mismo cielo.”  (Miguel de Cervantes)

 

En lo personal me resulta muy triste el tener que aceptar que muchos de nosotros hemos perdido de perspectiva el poderoso valor que tienen las palabras de agradecimiento. Les confieso que yo no aprendí el poder del agradecimiento por palabras de alguno de mis líderes en el pasado, ni por medio de alguno de mis actuales referentes en desarrollo personal. En mi caso, yo aprendí el poder de una palabra de agradecimiento en labios de mi amada pareja.

Para nosotros el darnos las gracias es una maravillosa práctica que llevamos a cabo todos los días por los pasados 20 años. Porque aunque usted no lo crea, el que alguien haya tomado la decisión libre y voluntariamente, de acompañarle su largo viaje de vida, debe ser motivo de agradecimiento. Pudiera haber decidido estar en otro lugar, sin embargo decidió que junto a nosotros seria el lugar perfecto para estar. Para mí, ser amado, respetado y valorado son razones más que suficientes para dar gracias.

Desde una perspectiva laboral en muchas ocasiones he escuchado personas expresar que no hay razón para dar gracias al personal porque ellos reciben una remuneración económica por su labor. Quienes me conocen saben que gusto mucho de enviar correos de agradecimiento. De igual forma creo fielmente en el poder de expresar mi agradecimiento personalmente. Y por último pero no menos importante, me gusta expresar mi agradecimiento por una labor extraordinaria, por medio de reconocimientos públicos, tanto a los miembros del equipo al que pertenezco, como  fuera de mi equipo.

 

“Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.” (Séneca)

 

Agradecer lo que otros hacen por nosotros y por las organizaciones a las que pertenecemos, lejos de representar una debilidad se convierte en una sólida fortaleza. La misma que podríamos utilizar como ventaja competitiva frente a otros equipos. La acción de agradecimiento,  provoca de forma espontánea un mayor nivel de lealtad por parte de los integrantes de nuestro equipo. No cabe duda que cuando recibimos una nota de agradecimiento, esta provoca en nosotros una mayor motivación para continuar dando esa acostumbrada milla extra.

Como ya ustedes conocen, mi frase de vida es; “una vida sin servicio, es una vida sin sentido.” Servir, produce una de las más grandes satisfacciones en el hombre. Pero cuando servimos, siempre debemos hacerlo de forma voluntaria y desinteresada. Por lo tanto, los que amamos servir no lo hacemos esperando el agradecimiento por parte de a quienes servimos. El agradecimiento es un sentimiento que debe nacer de nuestro corazón y nunca debe ser forzado.

Las Habilidades Sociales son uno de los pilares de la Inteligencia Emocional. Como hemos mencionado en el pasado, las habilidades sociales combinadas con el valioso auto conocimiento, el necesario auto motivación y los importantes auto control y destrezas empáticas, permiten que podamos conectar con los demás. Nuestra vida sin lugar a dudas está basada en relaciones de todo tipo. Nosotros logramos conectar con lo demás por medio de nuestras emociones y nuestras habilidades sociales. Ser agradecidos nos permite reconocer la importancia de la oportunidad que se nos brinda cuando alguien decide voluntariamente conectar con nosotros. Para tocar la vida de alguien, usted y yo necesitamos tener la capacidad de inspirar confianza en esa o esas personas.

La gente emocionalmente inteligente nunca da por sentado nada (take it for granted). Conectar no es un asunto de “take it for granted”, es un asunto de encontrar las herramientas correctas. Las cuales permitan un mayor nivel de apertura y confianza por parte de la persona o el equipo con el que estamos intentando conectar. Las personas agradecidas reflejan con mucha facilidad que poseen esa facultad. Cuando usted conoce a alguien a quien la vida, el universo, Dios o como usted le quiera llamar, le ha dado una segunda oportunidad de vida, comúnmente son personas que reflejan un profundo agradecimiento. Y agradecen, porque reconocen que una segunda oportunidad nunca podría darse por sentada. Esa segunda oportunidad ha sido simplemente producto de eso que algunos llaman acto de misericordia, milagro del cielo o bendición.

Yo no tengo la menor duda de que todos ustedes son gente profundamente agradecida. Muchos de ustedes me han brindado su retroalimentación y me han enviado mensajes de agradecimiento porque mis escritos les han ayudado en su proceso de desarrollo. Esta mañana precisamente le escribí a una lectora para agradecerle por su comentario, y le comentaba que los artistas viven del aplauso de su público, pero aquellos que pretendemos convertirnos algún día en líderes transformacionales, vivimos de saber que nuestros escritos han servido para apoyar en el desarrollo personal o profesional de quienes nos siguen y leen.

Quiero hacer de la frase de Jack Candfield mi meta, estoy trabajando para poder decir algún día que ciertamente he alcanzado el éxito que buscaba, y que he logrado vivir una vida plena. Para alcanzar ambas cosas tengo como proyecto el seguir trabajando con mi capacidad de agradecimiento. Cuando tenemos una oportunidad enfrente de agradecer a los demás no debemos desaprovecharla. Hoy tengo la oportunidad de demostrarles a mis queridos lectores mi más profundo agradecimiento por su incondicional apoyo.

Infinitas gracias a todos los que sábado tras sábado me leen y comparten mis post. Igualmente gracias por su acostumbrada retroalimentación. Gracias por darme la oportunidad de entrar a sus vidas e intentar aportar un granito de arena a su desarrollo personal y profesional. Gracias a todos por sus buenos deseos y buenas vibras expresadas constantemente. Les estoy inmensamente agradecidos por ayudar a que este proyecto de vida se esté haciendo realidad. Gracias a todos los que creyendo en mí y en mi proyecto, ya me han extendido invitaciones para ofrecer charlas, talleres o simplemente tener un conversatorio mientras degustamos algún buen vino.

Gracias, gracias, gracias, y más gracias por demostrarme cada día que sin lugar a dudas; “la vida se trata de hasta donde queramos llegar”. De igual forma para aquellos que tengan interés en acercarse para extendernos algún tipo de invitación colaborativa, sepan que en MetamorphosisPR (https://metamorphosispr.blog/) estamos más que dispuestos y disponibles en apoyar su proyecto personal y/o colectivo.

 

“Es tan grande el placer que se experimenta al encontrar un hombre agradecido que vale la pena arriesgarse a hacer un ingrato.” (Séneca)

 

Por favor si te ha gustado este escrito, al final de esta página no olvides darle “LIKE”, dejar tus comentarios y por supuesto compartirlo para que el mensaje logre su cometido.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.